Y el gordo ha caído en….

Siempre me han gustado mucho los nombres de las administraciones de lotería. Me parece que son ejercicios de márketing elemental, de naming básico y efectivo. Como profesionales de la comunicación, algunos nos pueden echar para atrás, porque no son ni elegantes ni modernos. Pero son como el cartel del señor que pide dinero en la calle. Si lo cogiera un profesional del diseño lo hará perfecto, moderno, siguiendo las modas del diseño actual, sin faltas de ortografía, en polimetacrilato y eslogan incluido…y no recaudaría ni un duro (perdón euro). Son nombres basados en el sentido común, centrados en su target y adaptados al know how de sus propietarios.

El más famoso es “La Bruixa d’Or” de Sort que, por cierto, ganó el premio Mejor Gestión de la Marca de ESADE en la categoría de empresas pequeñas. O sea que vale la pena tomárselo en serio.

Siguiendo la línea de las brujas, podemos encontrarnos “La Bruixeta”, “La Rebruja” y “A Meiga” e incluso “La Bruixa de Drap” (la bruja de trapo), por aquello de empezar humilde y saber que a veces se gana más a base de “pedreras” que intentando abarcar el gordo. ¿Le habrá asesorado un consultor?

Muchas hacen referencia a lo que venden sin darle más vueltas (“El Décimo”). Otras se refieren temas relacionados directamente con la suerte. Van al core business: “La Fortuna”, “La Bona Sort”, “A Sorte” o “La Esperanza”. También a aquello que atrae la suerte, es decir, directo a la tecnología necesaria: “La Herradura” o “La Herradura de la Suerte” – para ser más explícitos-, “Talismán”, “El Trébol”, “As de Trébols” o “El Trébol de la Suerte”. A los beneficios que se pueden obtener con el producto. Tanto tangibles: “El Gordo de Triana”, “La Lotería de los Gordos”, ”Los millones”, “El Euro de Oro” (antes a lo mejor se llamaba la peseta de oro), “Les Calderes Millonàries” (¿tendrá que ver con “Els pastorets”?), “La Barreta d’Or”, “Los Premios”, “La millonaria (¿y el millonario?). Como intangibles: “La Ilusión” o “La Alegría”.

Claro que hay beneficios especificados en el nombre que nos hacen preguntar sobre el propietario de la administración de lotería y su concepto de riqueza como “El Crucero” o “El Aviador”. En estos casos debe ser que ha habido un proceso de briefing un poco más elaborado.

Pero es curioso que la mayoría de los nombres tienen que ver con los animales y el más puesto es precisamente un animal que va contra las norma de la buena suerte, “El gato negro”. ¿Será competencia desleal? ¡Existe també la administración de lotería “El Gafe”, increíble! ¿Su target serán los antisistema?

Dentro del apartado de animales los hay de todo tipo menos tarántulas y escorpiones: “La Anxova Millonaria” (evidentemente en l’Escala), “El Búho de la Suerte”, “La Gata Blanca”, “El Drac” y “La Dragona”, “Caballito de Oro” y su versión catalana “El Cavallet d’Or”, “El León de Oro”, “El Gall de la Sort”, “El Mussol Trencat” (el búho roto), “La Gata Rafi” y “El Pulpillo”. ¡Habrá que estudiar esta tendencia del mercado!

En otro apartado nos encontramos los nombres referentes a la cultura popular religiosa. En la linea de “que la virgen nos asista”, como son “La Virgen de Lurdes”, “El Pilar” y “La Virgen del Pilar”, “La Virgen del Río”, “La Merced”, “Nuestra Señora de La Esperanza” o las más explícita “Mare de Déu del Miracle” e incluso “Nuestra Señora de Urdiarraga”. Pero como no todo el mundo es cristiano y a veces hay que especializarse en targets específicos y minoritarios, tenemos también “La Mezquita” para los musulmanes y “La Diosa de la Fortuna”, “Libra” o “Sagitario” para los seguidores del New Age.

Y finalmente están las que ponen el nombre del propietario que debe ser referente importante en su ámbito de negocio, la localidad y, por supuesto, la suerte: “Merche”, “Santi”, “Yolanda”, “Isabel, “Maria Ángeles”, “La Manolita”, “Doña Luci”, “Doña Elenita”, “Los Calvos”, “La de la Rambla”, “La del Puente”…

Notas del autor

*Todos los nombres que aparecen existen. Todos los que están, son; aunque no son todos los que están. Es decir, seguro que encontráis nombres igual de originales paseando por vuestros pueblos. ¿Me los pasáis?

**He mantenido los nombres en su idioma original (mayoritariamente castellano, catalán y gallego) y he traducido sólo aquellos nombres que he pensado que pudieran ser difíciles de entender en castellano, para el resto hay que hacer un esfuerzo, pero seguro que sois capaces de ello.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Y el gordo ha caído en….

  1. Nerea dijo:

    ¡Qué artículo tan interesante! Nunca me había fijado mucho en los nombres de las administraciones de lotería, la verdad. Sí en los de camiones y barcos.
    Por cierto, en Navidad entró Martí en una administración de lotería de Vitoria para comprar un décimo, dijo “me da un niño, por favor” y le miraron con cara de susto.
    Muchos besos, Mònica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s