Perros y Alegrías

Vaya por delante que me gusta mucho como escribe Mario Vargas Llosa. Su estilo, su escritura, su forma de definir y describir, el ritmo narrativo que imprime a sus novelas es admirable y me parece realmente justificado el Premio Nobel de Literatura que acaba de ganar.

Dicho esto, me gustaría poder comentar lo que me pasó hace años. Cuando era joven tenía la costumbre de leer dos o tres libros a la vez. Ahora, con el ímpetu con que me presiona el día a día, sólo puedo con uno. En una ocasión los dos libros que leía simultáneamente eran: “La ciudad y los perros”, de Vargas Llosa y “La ciudad de la alegría”, de Dominique Lapierre.

Claro que leía uno en su  idioma original y el otro en edición traducida al castellano, pero creo que igualmente no era un problema de la traducción: evidentemente el libro de Mario Vargas Llosa estaba mucho mejor escrito que el de Dominique Lapierre. La riqueza de vocabulario, la sabiduría en el uso del idioma de Vargas Llosa era imponente, pero…

Cada vez que leía “La Ciudad y los Perros” me sobrecogía una gran tristeza, una inmensa oscuridad y desesperanza. Era como entrar en un pozo sin fondo, sin posibilidad de escapatoria del túnel del alma. Sólo hay otro libro que me ha producido tanta sensación de tristeza y a la vez me ha gustado tanto leer y fue “La mujer rota” de Simone de Beavoir.

Cada vez que leía “La Ciudad de la Alegría” me sobregogía una gran alegría, una cierta luz y esperanza. En la miseria había posibilidad de redención. Redención, qué gran palabra y tan desaprovechada. Lo transmiten todos los libros de Lapierre, sean con Larry Collins o en solitario.

Los dos libros se refieren a la pobreza del hombre. Era el mismo tema en ambos casos. Uno me deleitaba con sus palabras, el otro con su esperanza. Vargas Llosa habla de la miseria, que es cuando la pobreza se instala en el alma y Lapierre aún dejaba un resquicio de esperanza que es cuando el alma sobrevive a la pobreza de su cuerpo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura, Valores y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Perros y Alegrías

  1. yolanda dijo:

    M’encanta el final: “Vargas Llosa habla de la miseria, que es cuando la pobreza se instala en el alma y Lapierre aún dejaba un resquicio de esperanza que es cuando el alma sobrevive a la pobreza de su cuerpo”.
    Mònica, perquè no escrius més !?!?!?!?
    He puesto este blog entre mis favoritos, así que Monica, tienes que seguir alimentándolo y cubrir las expectativas (altas) que ya me has creado con lo que acabas de colgar.
    Muakis

  2. Inma Cánovas dijo:

    Qué buena reflexión, Mónica.

  3. Maria Cura dijo:

    Mònica, quin plaer llegir aquesta reflexió. Hauries d’escriure més. Ja et faré jo de mànager.
    Petons,
    Maria

  4. Pilar dijo:

    Querida Mónica, tu artículo Perros y Alegrías es sencillamente excelente en forma y contenido. Enhorabuena, es impecable. En cuanto a la “redención” estoy de acuerdo contigo en que se trata de una bella palabra espiritualmente hablando en tanto que significa “liberar” al ser humano de lo que sea, pero tiene un gran inconveniente, su connotación religiosa. El ser queda sujeto a que alguien o “algo” lo “redima”, es decir “le conceda la libertad y el perdón”. Con la redención el individuo se convierte automáticamente en un ser pasivo sometido a una voluntad ajena. Quizás sea por esa razón por la que el término ha caído en desuso.

    Un fuerte abrazo,

    • mnccst dijo:

      Pili, gracias por tu aportación. Como siempre llena de sentido y profundidad. No cambies nunca y que la vida nos lleve a poder seguir hablando y debatiendo con la misma disparidad de opiniones de siempre (aunque coincidimos más de lo que creemos) y con el mismo respeto. Debatir contigo siempre ha sido un motivo de enriquecimiento. Gracias por haber estado ahí tantos años.

      No creo que la redención signifique una actitud pasiva. Uno se redime a si mismo, con esfuerzo y actitud. Otra cosa es que, a veces, necesite un poco de ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s